Un antiguo peine de madera encierra la historia de una tradición oriental ancestral: La de las mujeres de buena fortuna, que cepillan el cabello de una novia la noche antes de su boda para pasarles, en cada cepillado, su suerte.

El peine se ha repetido; se ha alargado hasta posar sobre las espaldas de nueve bailarinas que, en círculo, responden con el cuerpo y sus movimientos a esta fortuna heredada.

Participan:

Claudia Lomar
Cristina Martínez
Denisse Torres Echartea
Jesica Martínez Aranda
Karina S. Siller
Lissette Armendáriz
Massiel García Alonso
Nora Rodríguez
Sandra Hernández

Registro: Estudio La Sombra
Con el apoyo de Patronarto de Arte Contemporáneo, CONARTE y Centro Cultural Rosa de los Vientos.
Este performance forma parte del proyecto curatorial de Abril Zales "Desde el cuerpo, la tangente"