Exploración sobre los objetos que se quedan cuando alguien deja de existir.




Un alhajero de madera labrada se extrapola a distintas soluciones pictóricas, que repiten un gesto una y otra vez.

Utilizando el grabado en alto relieve, con papel de algodón impregnado en agua de colonia Samborns®.



Photo credits: Estudio La Sombra